¡¡De mayor quiero ser maestra!!

Home / Blog / ¡¡De mayor quiero ser maestra!!

Me presento; mi nombre es Natalia Abad y soy Madre, Maestra y Coach del equilibrio.

En la actualidad trabajo en un centro de formación, vinculado a la aviación y pertenezco al proyecto Coequipo.

Desde que era niña tenía clara mi vocación: ser MAESTRA; ejercía de ello con mis hermanos, amigos e incluso en el ‘cole’ con los cursos de jardín de infancia.

Mi referente estaba claro; madre Maestra y mi profesora sor Rafaela.

Yo siempre quise formar parte de este mundo, me encantaba pensar que yo podría ser esa persona que enseñara, impulsara, formara e hiciera madurar a muchos niños.

Eso fue lo que hicieron conmigo. Cada mañana sor Rafaela, muy cariñosa, nos esperaba en la puerta de clase y nos daba los buenos días con una gran sonrisa. En ese primer contacto ella ya detectaba nuestro estado de ánimo, y con esa información pasaba a la 2ª fase.

Una vez terminada la canción del día, donde dábamos gracias por las cosas pequeñas y nos levantaba el ánimo, mi maestra nos hacía revisión de uñas, pelo y orejas, y ahí aprovechaba para poner esa nota de afecto si te había detectado un poco bajo de moral en la entrada.

Qué importantes fueron para nosotros esos cuidados, esos mimos y esos abrazos. Ahora entiendo que para algunos de mis compañeros eran los únicos del día.

La 3º fase era una de mis preferidas, en ella cada niño contábamos nuestro sueño de esa noche y lo dibujábamos. Si no te acordabas, no pasaba nada, lo podías inventar; después las mejores historias y dibujos pasaban a concurso y entre todos elegíamos la mejor de cada día.

Aprendí todo desde el juego, el dibujo, el trabajo en equipo y los cariños de sor Rafaela, y por eso cuando me hice mayor tenía claro lo que quería ser. El tiempo pasó y por circunstancias de la vida me dediqué a la aviación, profesión que me encanta pero que no me llenaba por completo. Mi esencia estaba clara y no podía ir contra corriente.

Desde hace 13 años soy Formadora y desde hace dos soy MAESTRA, y os preguntaréis ¿cuál es la diferencia?

Cuando empecé a trabajar formando azafatas y azafatos de vuelo, tenía muy claro que además de dar la asignatura, los conocimientos en sí, quería ir más allá; entonces carecía de herramientas para hacerlo y tiraba de mis recursos naturales, sobre todo mi instinto maternal para cuidar y ayudar a cada uno de ellos, pero sabía que tenía que haber muchas más posibilidades para fortalecer, equilibrar e impulsar a cada uno de mis chicos.

Los años avanzan y la realidad del mercado laboral empieza a complicar mucho la salida profesional. ¿Qué estaba pasando? Las chicas y chicos salían con unos conocimientos muy superiores a cualquier otra escuela, y sin embargo se quedaban una y otra vez a las puertas.

Es entonces hace 3 años cuando conocí el Proyecto CoEquipo.

Este proyecto que utiliza el coaching, el trabajo en equipo y la herramienta principal: LOS HEMISFERIOS CEREBRALES, me dio la solución para ayudar EN EL DIFÍCIL PROCESO DE MADURACIÓN de nuestros adolescentes y, gracias a la gestión del miedo, los equipos y el trabajo en otras muchas áreas, he conseguido prepararlos como individuos “capaces” para afrontar las nuevas exigencias del mercado laboral, exigencias centradas en habilidades del Coeficiente Emocional más que del Coeficiente Intelectual.

Ahora ya soy Maestra.

Natalia Abad
Madre, Maestra y Coach de Equilibrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *